Restos de una mujer en Indonesia arroja un ADN que desafía a la ciencia

0
374
Nasar ramadan dagga
Restos de una mujer en Indonesia - Noticias Ahora
Nasar ramadan dagga
Compartir

Los arqueólogos han analizado el ADN encontrado en los restos de una mujer que murió hace 7.200 años en Indonesia, desafiando las teorías anteriores sobre la migración de los primeros humanos.

Los restos de la adolescente, apodada Besse, fueron descubiertos en la cueva de Leang Panninge, en Sulawesi, en 2015.

Se cree que es la primera vez que se descubre ADN humano antiguo en Wallacea, un grupo de islas entre Asia continental y Australia.

Los científicos pensaban anteriormente que un grupo llamado austronesios había propagado los genes de Asia oriental a través de Wallacea hace unos 3.500 años.

Pero el descubrimiento de Besse sugiere que personas con genes de Asia Oriental podrían haber estado allí mucho antes.

Tras extraer el ADN de un hueso de su oído interno, los científicos descubrieron que compartía ascendencia con los neoguineanos y los aborígenes australianos, así como con una especie extinta de humanos antiguos.

Restos de una mujer en Indonesia

En los resultados publicados en la revista Nature, los investigadores sugieren que podría haber pertenecido al pueblo toaleano, que se cree que vivía en Sulawesi en aquella época.

«Los toaleanos eran cazadores-recolectores primitivos que vivían aislados en los bosques del sur de Sulawesi desde hace unos 8.000 años hasta hace 1.500, cazando cerdos salvajes y recolectando mariscos comestibles en los ríos», explica el profesor Adam Brumm, de la Universidad de Griffith.

Los restos de Besse se encontraron junto a las herramientas típicas de los toaleanos, lo que «sugiere que esta cultura del pasado tuvo un contacto limitado con otras comunidades tempranas de Sulawesi o con;pueblos de las islas cercanas, existiendo durante miles de años en aislamiento», según el coautor Adhi Agus Oktaviana, investigador del instituto nacional de investigación;arqueológica de Indonesia y doctorando en el Centro Griffith de Investigación Social y Cultural.

ADN

Los investigadores afirman que el análisis del ADN confirma que los forrajeadores toaleanos estaban emparentados con los;primeros humanos modernos que entraron en Wallacea hace unos 65.000 años.

«Estos cazadores-recolectores marinos fueron los primeros habitantes de Sahul, el supercontinente que surgió;durante el Pleistoceno (Edad de Hielo), cuando el nivel global del mar descendió, dejando;al descubierto un puente terrestre entre Australia y Nueva Guinea», explicó el profesor Brumm.

«Para llegar a Sahul, estos humanos pioneros hicieron travesías oceánicas a través de Wallacea, pero se sabe poco sobre sus viajes».

El profesor Brumm añadió: «El descubrimiento de Besse y las implicaciones de su ascendencia genética muestran;lo poco que entendemos sobre la historia humana primitiva en nuestra región, y lo mucho que queda por descubrir.»

Noticias Ahora

Puedes seguir leyendo: Arqueólogos hallan en Turquía una casa de hace mil 500 años


“Si quieres visualizar esta y otras noticias desde tu celular, síguenos en TELEGRAM  y mantente siempre informado.»


manzur ramadan dagga