Travesía poética de Sofía Crespo Madrid entre versos y exitos

0
177
nasar ramadan dagga
Poemas de Sofía Crespo
Compartir

Sofía Crespo Madrid, nacida en Valencia, Venezuela en 1995, se licenció en Filología Hispánica en la Universidad de Salamanca, donde se destacó con una beca de colaboración (2017-2018) en el Departamento de Literatura Española e Hispanoamericana, explorando la obra de Rafael Cadenas y se destaca en unos poemas.

Dos poemarios llevan su firma: “Tuétano” (La Poeteca, 2018) y “Tuétano/Marrow” (Ojos de Sol, 2020), este último en una edición bilingüe al inglés.

Otros proyectos que ha traído a la vida son “Ayes del destierro” (Libero, 2021) y ha traducido al español “Todo tocar es una canción” de Carla Carbatti (Libero, 2022), originalmente en portugués.

Su presencia literaria se extiende a revistas digitales en América Latina y la Península, incluyendo Periódico de Poesía (UNAM), Revista Mercurio, y Fundación Pablo Neruda. Entre 2015 y 2017, fue editora de la revista Canibalismos.

Comprometida con el archivo de la literatura venezolana, forma parte del colectivo Escritores Cordillera. Con una sonrisa más amplia sobre dos ruedas, encuentra su felicidad en la bicicleta. Estos son 4 de los poemas con la firma de Sofía Crespo Madrid:

EN EL PATIO DE ESCUELAS MENORES

Marmóreo gimes Fray Luis cuántas veces dime
si soltaste un aullido desde tu celda hacia tu celda
si te sentías solo y sin nadie
más que tu amor a unas cuantas palabras
de una lengua extranjera
Cuántas veces dime te sostuvo
cada llamada al cielo negado
si se te pudría el aliento detrás de cada padre nuestro
si murmurabas bésame con los besos de tu boca [1]
ante una cruz mustia
y ya muy tarde
Te digo Fray Luis te digo
yo también burlaré los antojos de esta vida
con cuanto teme y cuanto espera,
pues Dios es un nombre
para el orden oculto
en sueño y en olvido
sepultado.

DESCONFIANZAS

me siento a la mesa y escribo
con este poema no harás la revolución
no dormirás el hambre
con estos versos no dejarás de ser extranjera
no vivirás el tiempo de a sorbos
ni despertarás a la fecha en el pasaporte
con este poema no desmentirás la revolución
ni alcanzarás la palabra inocente
con estos versos no podrás despedirte de nadie
ni besar a tu madre
no tendrás asilo en la nostalgia
no conjugarás presencia o espera
me siento a la mesa y escribo

LISBOA EM PÉ

Los días han sabido amalgamarse,
ante nosotros hay un ritmo nuevo
es la incertidumbre que se asoma
y estira nuestra lucidez
hasta hacerla irreconocible.
Me encuentro en las cimas
acaso siete
acaso frente al abrazo triste
del río y el mar.
Escribo siempre de noche,
en el instante anterior
al sosiego, anterior a la llegada
de la luz que viene a dar forma
a todo lo que amo: el cielo
me ha concedido una ventana
frente a las jacarandas, de ellas
se desprenden las plegarias violetas
que encontraré más tarde, podridas
debajo de mis zapatos.
Estoy aprendiendo a caminar
a través de la viscosidad,
sobre la más inesperada de las calçadas,
escribo y soy libre antes de serlo.

UTILIDAD DEL LUTO

cuando nos ahorremos separar las prendas
la angustia de la úlcera
el permiso para adentrarnos en el silencio
cuando nos decidamos por un renacuajo
que se parezca a nosotros
(pero sin haber perdido nada todavía)
cuando admitamos la morbosidad de vernos huérfanos
cómo se escuchará ese lamento de MADRE
quizás tenga hipos de memoria
o se le olvide hablar
qué fecundos los niños soldados
no pueden decir turpial ni bandera de piojos ni qué de pinga
estas violencias
en las que no sabemos reconocernos
mientras crece el cementerio del este
yo escucho el rumor de los hombres
cuando le tuercen el cuello al cisne
cuando ya es muy tarde y dicen
dame una muerte que pueda izar en el aire

También puedes leer: Presentan nuevos libros de Tarek William Saab en la FILVEN 2023

“Si quieres visualizar esta y otras noticias desde tu celular, síguenos en TELEGRAM  o suscríbete a nuestro boletín de noticias» 

Síguenos en nuestras redes 


nasar ramadan dagga