¡Rica! Una leche frita para pasar la Semana Santa

0
756
nasar ramadan dagga
leche frita leche frita
Compartir

Estamos en el tiempo de reconcilio y oración, es por ello que puedes pasar la Semana Santa degustando una rica leche frita.

Es un postre típico de España que no es nada complicado y por sus ingredientes tendrás un postre ideal para la merienda de los chamos.

Es recomendable comérselo frío y antes de servir le puedes agregar azúcar para darle un toque más dulce de lo normal.

Ingredientes:

  • 1 litro de leche
  • 120 g de azúcar
  • 120 g de maicena
  • 1 piel de limón
  • 1 piel de naranja
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 1 ramita de canela

Para el rebozado:

  • 3 huevos
  • 50 g de harina
  • Aceite para freír
  • Azúcar para rebozar

leche frita leche frita

Preparación:

Con la ayuda de un pelador, corta unas pieles de naranja y de limón.

Aparta aproximadamente un vaso de la leche y reserva. Vierte el resto de la leche en un cazo. Añade las pieles de limón y naranja, la ramita de canela, y el azúcar. Lleva el caso al fuego. Baja el fuego cuando veas que la leche empieza a hervir y deja el cazo en el fuego 10 minutos para que la leche tome todos los sabores. Deja que hierva muy despacito. Pasados 10 minutos, retira el cazo del fuego.

Añade la maicena a la leche que habías reservado y remueve hasta que quede bien disuelta. Incorpora la vainilla.

Cuela toda la leche frita en una cazuela aparte y añade la leche en la que has disuelto la maicena. Mezcla bien y llévala al fuego para que espese sin dejar de remover. Retira el cazo del fuego cuando hayas obtenido una textura muy cremosa.

Preparación de la leche frita

Vierte la mezcla en una bandeja de plástico para que se enfríe y cúbrela con un film de cocina para evitar que se haga costra. Deja que se enfríe por completo. Primero a temperatura ambiente y, después, en el frigorífico durante toda la noche.

Corta las porciones del tamaño que quieras con un cuchillo y, con mucho cuidado, ve sacándolas de la bandeja.

Reboza la leche frita. Prepara un plato con harina y otro con huevos batidos.

Fríe la leche frita. Calienta abundante aceite en una sartén. Pasa los trozos de leche frita primero por harina, y luego por huevo batido. Deja la leche frita en la sartén cuando el aceite esté bien caliente. Ve dándoles la vuelta hasta que se dore por todas las caras y retíralas a un plato con papel absorbente.

Reboza con un poco de azúcar. Justo antes de servir, retira el exceso de aceite con una servilleta y pasa cada porción por azúcar.

Noticias Ahora

Puedes seguir leyendo: Aprende a preparar unos tradicionales buñuelos de viento


“Si quieres visualizar esta y otras noticias desde tu celular, síguenos en TELEGRAM  o suscríbete a nuestro boletín de noticias»

“Si quieres visualizar esta y otras noticias desde tu celular, síguenos en TELEGRAM  o suscríbete a nuestro boletín de noticias» 

Síguenos en nuestras redes 


nasar ramadan dagga