Migrantes venezolanos en España están sin trabajo, hay días que comen una sola vez

0
314
Venezolanos en España están sin trabajo - Noticias Ahora
Compartir

Venezolanos como otros latinos, llegaron a España como turistas, con la intención de quedarse y tener un mejor futuro, pero la realidad es otra, se encuentran en una situación irregular.

Con tan solo 20 días, el ciudadano venezolano, llamado Jonathan habló en una entrevista la situación que esta viviendo; como si llevara toda una vida en España.

Venezolanos en España están sin trabajo

En este corto periodo de tiempo ya ha trabajado y su jefe se ha negado a pagarle, ya ha compartido “un cuarto pequeño que no tiene nada”; y ya ha pedido comida en iglesias: “hay días que solo comemos una vez”.

Este venezolano hace unos días se manifestó en Madrid delante del Congreso de los Diputados español por el día del Refugiado, donde un par de centenares de personas reclamaron un mejor acceso a las citas administrativas en Extranjería para gestionar su situación.

Ahora acaba de regresar de la plaza Elíptica de Madrid, en el sur de la ciudad, donde empresarios pasan con sus vehículos a recoger a migrantes para llevárselos a trabajar por jornadas, de manera ilegal, sobre todo para labores de obra y construcción.

No ha tenido suerte, dice, la policía “andaba rondando” y pocos vehículos se han atrevido a parar ante posibles multas y detenciones: “la vida de un latino es fuerte, porque yo llego solo, no tengo a nadie, nunca había pensado que aquí no le dan trabajo a uno. Estamos en el siglo XXI y nosotros vivimos una esclavitud”.

El criollo lamenta  que los migrantes en situación irregular sean “mal pagados y vejados”, pues “nos maltratan; nos ponen a trabajar y no nos quieren pagar. ¿Por qué no nos dan la oportunidad, aquí hay compañeros que comen una vez al día”.

“Hay patrones buenos y otros regulares, todavía no me conseguí uno bueno”

José tiene una casuística distinta a la de su compatriota, ya que recibió asilo político porque salió de Venezuela por la situación del país y por persecución de la Policía, uno de los elementos necesarios de acreditar para obtener el asilo.

Pese a ello, su situación laboral no dista mucho de la de Jonathan, ya que los solicitantes de asilo deben esperar seis meses desde que presentan la solicitud para poder trabajar de manera legal. A las 05.30 de la mañana acude a Plaza Elíptica a probar suerte.

“Se sobrevive como lo hacemos muchos, un día de trabajo, dos y vas guardando hasta completar el pago de la habitación, para comer si no estás trabajando hay iglesias y organismos que dan un desayuno o un almuerzo, si estás trabajando hay veces que se va uno y pasa todo el día sin comer hasta que al final de la tarde cobra y compras algo”, contó.

“Soy carnicero profesional y conductor de camiones, nunca había trabajado en la construcción y hay patrones buenos y otros regulares; todavía no me conseguí uno bueno pero ahí estamos”, asegura con ironía.

Noticias Ahora 

Puedes seguir leyendo: Intento de entrada masiva a Melilla: 5 migrantes muertos y 76 heridos


“Si quieres visualizar esta y otras noticias desde tu celular, síguenos en TELEGRAM  o suscríbete en nuestro boletín de noticias.“

manzur ramadan dagga