¡Más intenso y placentero! Conoce todos los beneficios de la posición el dragón

0
1076
Compartir

Hay ciertas posiciones sexuales que toda persona debería experimentar al menos una vez en la vida para maximizar el disfrute y evitar la rutina. Está claro que hay tantas posibles opciones como parejas, pero no todas son iguales, algunas ostentan el título de imperdibles.

Explorar nuevas posiciones sexuales es una forma fácil de introducir algo nuevo. Y aunque no hay nada malo en lo básico (la posición del misionero) siempre es emocionante descubrir nuevas posiciones para mantener las cosas interesantes con tu pareja.

En esta ocasión, conoce la postura el «Dragón». Es una posición muy sensual, que no tiene nada que ver con la respiración de fuego, sino con el vapor.

¿Cómo hacer la posición el dragón?

Esta postura sexual permite tener una sensación intensa y ayuda a variar el ritmo de la penetración, ralentizando la eyaculación. Como hay un contacto con los glúteos y un roce de los testículos, se potencian las sensaciones y la experiencia se vuelve muy placentera.

Quien reciba la penetración debe recostarse boca abajo sobre una almohada a la altura del hueso púbico. Con esta posición, se permite levantar los glúteos y arquear el cuerpo para conseguir una penetración más profunda.

La persona que haga la penetración debe colocarse encima de la pareja, sobre su espalda, sujetando sus manos que pueden estar por encima de la cabeza. Una vez en esta posición, se inicia con la penetración vaginal o anal, utilizando movimientos circulares para variar el ritmo y sentir más placer que si se hacen de adentro hacia afuera.

¿Cuáles son los beneficios de esta posición sexual?

La ventaja de esta posición sexual es que gracias a los movimientos circulares se estimula toda la zona vaginal, lo que permite un placer mayor que con otras posiciones como la del misionero.

Los movimientos también son limitados, por lo que es probable que se retrase el orgasmo, que se estimulen los genitales de forma lenta y satisfactoria que facilite el clímax más intenso.

Si quieren llevar la posición a otro nivel, quien está abajo puede coordinar los movimientos circulares de la pareja con los de su propia cadera. Para complementar, la pareja puede dar besos en el cuello o hasta lamer un poco.

La postura sexual el dragón es sencilla y muy excitante, pero antes de hacerla es importante mantener una buena comunicación con la pareja, para que ambos estén de acuerdo en experimentar. Escuchen cuáles son sus preferencias y procuren que el momento sea disfrutable para ambos.

Noticias Ahora 

Puedes seguir leyendo: ¡A columpiarse! Conoce las posiciones para disfrutar en el columpio sexual


“Si quieres visualizar esta y otras noticias desde tu celular, síguenos en TELEGRAM  y mantente siempre informado.»

manzur ramadan dagga