Elabora tu propio exfoliante corporal de forma rápida y sencilla

0
749
Exfoliantes corporales caseros - Noticias Ahora
Compartir

La exfoliación es un proceso fundamental para el cuidado de nuestra piel en general, tanto la del rostro como el resto del cuerpo, en especial las partes que nos gustan exhibir más, como las piernas.

Así bien, la exfoliación es un principio básico en cuanto se trata de belleza y estética personal.

Mediante este proceso podemos eliminar los restos de células muertas, las cuales tienden a acumularse en la parte más superficial de nuestra piel, la epidermis, además también podemos lograr potenciar la regeneración celular de la misma.

Entonces, gracias a la exfoliación podemos conseguir una piel más limpia y sobre todo más radiante.

De este mismo modo también podremos mejorar la absorción por parte de la piel de otros productos para el cuidado de esta, como hidratantes y lociones.

Es por ello que es de gran importancia que la exfoliación nunca falte en nuestros tratamientos de belleza rutinarios.

¿Cómo se aplican los exfoliantes?

Los exfoliantes se aplican con un masaje superficial en forma circular para estimular la circulación en la piel de la zona elegida, lo que ayudará a eliminar las células muertas y limpiar los poros contaminados. Si vas a realizar una exfoliación de todo el cuerpo, se aconseja comenzar por las extremidades y dirigirlo hacia el corazón para ir en favor de la circulación. Al terminar el masaje, retira los productos con abundante agua tibia.

Después de este proceso, la piel queda receptiva para tratamientos posteriores, por lo que se recomienda hacer una hidratación con algún producto. De igual forma, como se ha retirado una pequeña capa de células de la piel, debes aplicarte protector solar y protegerte de la exposición al sol para evitar que se manche tu piel.

Exfoliantes corporales caseros

Exfoliante natural de azúcar

Puedes emplear productos caseros como exfoliante natural, como por ejemplo el azúcar blanca o morena. Existen varias opciones para preparar un exfoliante con azúcar:

Azúcar y limón: mezcla el zumo de medio limón con tres cucharadas de azúcar y otras tres de aceite de oliva.

Azúcar y miel: añade tres cucharadas de miel y dos de aceite de oliva o almendras a ½ taza de azúcar blanco.

Azúcar y crema corporal hidratante: combina dos cucharadas de azúcar con tres cucharadas de crema corporal.

Exfoliante casero con sal

También puedes exfoliar con sal en lugar de azúcar, pero mejor si es sal gruesa. Este ingrediente es un exfoliante natural que dejará tu piel muy suave y libre de impurezas. Para hacerlo de manera correcta, mezcla ½ taza de sal marina con ¼ de taza de aceite de oliva o almendras. Ambos productos son muy hidratantes y, si quieres añadir un poco de aroma a esta exfoliante corporal casero, puedes hacerlo con un aceite esencial que te agrade: lavanda, limón, rosas…

Exfoliar la piel con café

Si además de exfoliar la piel quieres combatir la celulitis de ciertas zonas, el café será la mejor opción. Esto es debido a que la cafeína promueve la circulación sanguínea, reduce la celulitis y ayuda a que la piel recupere su firmeza y tersura. Para elaborar este exfoliante natural mezcla dos tazas de café molido con tres cucharadas de aceite de oliva o almendras y ½ taza de azúcar blanco.

Bicarbonato de sodio para una piel envidiable

Otro exfoliante corporal casero muy efectivo es el de bicarbonato de sodio. Mezcla dos cucharadas de harina de avena con un poco de agua y dos cucharadas de bicarbonato de sodio. Verás cómo tu piel recupera su suavidad habitual con este remedio natural.

Puedes seguir leyendo: Descubre cómo tener una piel perfecta con una mascarilla de vino tinto


“Si quieres visualizar esta y otras noticias desde tu celular, síguenos en TELEGRAM  y mantente siempre informado.»

manzur ramadan dagga