¡Provocativo! Un dulce de natilla casera para la merienda

0
641
nasar ramadan dagga
natilla casera
Compartir

La merienda de los chamos es esencial para pasar una tarde diferente, entre juegos y risas, así que puedes preparar una natilla casera y darle con galletas.

Es el postre perfecto para los amantes de la leche, y es uno de los más tradicionales de España, que laboraba las abuelas con los ingredientes más normales en casa.

Las natillas son muy fáciles de preparar; además que quedan con una textura cremosa y suave.

Ingredientes:

  • 7 yemas de huevo
  • 150 azúcar
  • 1 trozo de cáscara de limón
  • 1 rama de canela
  • 1 bote de canela en polvo (cantidad al gusto)
  • 1 litro de leche
  • 30 gramos de maicena

natilla casera

Cómo hacer:

Limpia el limón y corta un trozo de cáscara sin llegar a la parte blanca, ya que amargaría el sabor de las natillas caseras. Prepara también la rama de canela.

Vierte la leche en un cazo y añade la canela y la corteza de limón. Pon el cazo al fuego y deja que se caliente la preparación sin que llegue a hervir. Simplemente debe infusiones, de manera que cuando esté caliente apaga el fuego y deja que se entibie.

En un recipiente aparte, bate las yemas de huevo con el azúcar hasta conseguir una mezcla homogénea y cremosa. Las natillas caseras se hacen solo con yema, de manera que puedes usar las claras para hacer un merengue suizo o cualquier otra receta que te guste.

Añade la maicena a la mezcla de yemas y azúcar e intégrala batiendo con unas varillas. No debe quedar grumos.

Cuando la leche se haya templado un poco, retira la rama de canela y la corteza de limón. Vuelve a poner el cazo al fuego, pero antes saca un par de cucharones de leche y viértelas a la mezcla de yemas y azúcar. Este es uno de los trucos de la abuela a la hora de hacer las natillas caseras, ya que si mezcláramos de golpe los huevos con toda la leche, se cuajarían.

Ahora sí, vierte las yemas en el cazo con la leche restante y deja que se caliente a fuego medio, sin dejar de remover. Es muy importante remover la mezcla constantemente para que las natillas caseras se espesen correctamente. Para evitar que se formen grumos utiliza unas varillas.

Ha de quedar una crema espesa y suave. Cuando lo consigas, apaga el fuego y retira el cazo.

Reparte la crema en recipientes individuales y deja que se enfríe antes de introducir las natillas en la nevera. Si quieres servir unas natillas de la abuela tradicionales, entonces opta por cazuelitas de barro.

Noticias Ahora

Puedes seguir leyendo: Prepara unos tomates rellenos de arroz


“Si quieres visualizar esta y otras noticias desde tu celular, síguenos en TELEGRAM  o suscríbete a nuestro boletín de noticias»

“Si quieres visualizar esta y otras noticias desde tu celular, síguenos en TELEGRAM  o suscríbete a nuestro boletín de noticias» 

Síguenos en nuestras redes 


nasar ramadan dagga